ABB firma contrato con National Grid

ABB se adjudicó un contrato de 60 millones de dólares con la primera compañía eléctrica de Reino Unido, National Grid, para construir una nueva subestación de alta tensión en Shurton, que integrará la electricidad generada en la nueva central nuclear Hinkley Point C, situada en Somerset en el sudeste de Inglaterra, en la red eléctrica general. El pedido se registró en el tercer trimestre de 2017.

Hinkley Point C generará 3,2 gigavatios de potencia, suficiente electricidad para alimentar a unos seis millones de viviendas de Reino Unido, con bajas emisiones de carbono. Esta central es una de las mayores fuentes individuales de generación eléctrica conectadas al sistema de National Grid. La subestación de Shurton, situada al sudeste de la central, es un elemento vital del programa de National Grid para reforzar y mejorar la red, para que pueda admitir más potencia y garantizar la seguridad del suministro.

ABB se encargará del diseño, fabricación e instalación de una nueva subestación de 400 kilovoltios (kV) en Shurton, que incluirá conexiones dobles con las subestaciones existentes de Taunton y Melksham. Dispondrá de aparellaje blindado de ABB (Gas Insulated Switchgear – GIS), que hará posible la construcción de la subestación en el interior de un edificio de dimensiones reducidas, optimizando así la utilización del espacio disponible en el lugar. Las barras aisladas en gas conectarán el aparellaje con la línea aérea y con los circuitos de cable. El proyecto también incluye control digital avanzado y sistemas de protección y telecomunicaciones basados en la plataforma ABB AbililtyTM.

Claudio Facchin, presidente de la división Power Grids de ABB ha declarado: “Este proyecto muestra la capacidad de ABB para encargarse del diseño completo y de la ejecución de proyectos de subestaciones complejas de alto valor. En este proyecto combinaremos sistemas avanzados de protección, control y comunicaciones con nuestra tecnología GIS, para dar valor al cliente y reforzar nuestra posición como socio de preferencia para desarrollar redes eléctricas más fuetes, inteligentes y verdes”.

Sue Adam, director de desarrollo de grandes infraestructuras en National Grid afirmó: “Éste es un proyecto importante para National Grid. La conexión de esta fuente de energía baja en carbono a nuestra red, ayudará a satisfacer la creciente demanda de energía sostenible de nuestro país. Estamos muy satisfechos de haber adjudicado el contrato de la nueva subestación a ABB. Esta subestación será un enlace vital entre la nueva central Hinkley Point C y la red eléctrica”.

El diseño compacto de interior de la tecnología GIS de ABB permite un ahorro del 70% del espacio requerido por una central convencional aislada en aire (AIS). Esta compactibilidad también posibilita las ampliaciones y mejoras en una situación de espacio confinado, lo que no sería posible con una tecnología AIS. Por otra parte, la tecnología GIS aumenta la fiabilidad y la disponibilidad del suministro, a la vez que reduce las necesidades de mantenimiento.

ABB es el primer suministrador mundial de subestaciones con niveles de tensión de hasta 1.200 kV. Estas subestaciones hacen posible el transporte y la distribución eficiente y fiable de la electricidad con un mínimo impacto ambiental. Son utilizadas por compañías eléctricas, industrias y clientes comerciales, además de por sectores como ferrocarriles, sistemas de transporte urbano y generación renovable.

Anuncios